Remedios para la dentición recién http://espanapildoras.com/ disfunción eréctil hidrocele
  • Noticias 15.06.2012

    15.06.2012 РJuan Jos̩ T̩llez
    Fuente: El Correo Web


    Mientras el interés del bono español roza sencillamente el desinterés y cuando el futuro europeo no va a marcarlo la irresistible ascensión de Alemania sino la rebeldía democrática de Grecia, en Sevilla están haciendo historia los sin techo. Treinta y seis familias al borde de un ataque de desahucio se refugiaron hace varias semanas en unos pisos con vistas en San Lázaro, cuya propiedad actual también anda pendiente de un embargo. Allí, entre esas cuatro paredes de La Corrala de Vecinas Utopía, caben sobre todo mujeres, andaluzas llegadas de cerca o del otro lado del mar, niños o ancianos, estudiantes quizá eternos, una tele comunitaria, una olla que huele a patio de vecinos y a resistencia contra quienes quisieran cortarles las alas, pero han empezado por cortarles la luz y el agua. El alcalde sevillano, Juan Ignacio Zoido, entronizado ayer como nueva esperanza blanca del PP de Andalucía, debiera recordar Beau Geste: Gary Cooper muere en el asedio a un fortín perdido en el desierto, pero ningún cinéfilo recuerda a estas alturas qué actor interpretaba al perverso sargento Markoff ni quién comandaba a los tuaregs. Antes de alcanzar las altas cumbres de la oposición andaluza, durante el congreso que los conservadores andaluces celebrarán en julio, el superalcalde Zoido tendría que asumir que no puede acumular tantos cargos ni aspirar también a ser policía o casero coñazo de estos inquilinos que, si te digo mi verdad, lo que quisieran es poder pagar una renta justa, con sus recibos de suministros correspondientes. Y no pueden hacerlo como España no podrá liquidar los intereses de este rescate que no es rescate, de esta ruina que no es ruina, de esta posguerra civil del Estado del Bienestar con que nos racionan a diario los sueldos y las libertades.

    Es de esa gente que no le teme al corralito porque ya lo padecen desde que las ventanillas de los créditos, del empleo o de la burocracia, no más verles llegar rendían homenaje póstumo a Amy Winehouse, con un eterno no, no, no. Seguro que son unos jetas, comentará en la tedeté de la barra del bar la curranta que también tiene las horas contadas de una hipoteca, o el funcionario al que –sí o sí– le rebajarán el sueldo aumentándole las jornadas o recortándole los jornales.

    Y no se darán cuenta ni una ni otro que el blanco de su ira no debiera centrarse en esos desperados, en esa modesta tropa de boquerones perdidos que de la mano del 15-M, en vez de seguir siendo débil, decidió hacerse fuerte en esas viviendas de la avenida de las Juventudes Musicales. No son ellos los culpables de la crisis, debieran pensar quienes también se las ven y se las desean para llegar a fin de mes sin acudir necesariamente a las citas del banco de alimentos de Cruz Roja o aquellos para quien el pago mensual del alquiler alcanza proporciones de Alpe d´Huez. Y quizá no se den cuenta de que quienes nos han metido en este atolladero no son los sin nada sino los con todo, los dioses de un sistema financiero que exigen sacrificios humanos todos los días, la impotencia de la política movida por los hilos del poder real cuyos consejos de administración nunca se someten al sufragio universal de las urnas. ¿Por qué no imitamos todos los españoles a esos refugiados de San Lázaro y ocupamos las corralas vacías de la utopía, las casas comunes de una nueva forma de entender Europa que no nos convierta en un ejército de muertos civiles, aunque eso sí, con un déficit público impecable?

    admin @ Viernes, 15 de Junio de 2012

    Tags: , , ,

  • Leave a Comment

    Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.

Recomiendan