Remedios para la dentición recién http://espanapildoras.com/ disfunción eréctil hidrocele
  • Noticias 07.07.2012

    13.07.2012 – Juan  José Téllez
    Fuente: El Correo Web

    Mariano Rajoy confirma la mayor poda de derechos sociales y laborales de la democracia y sus diputados le aplauden porque esta vez ha tenido el valor de no escaparse por el garaje. ¿Nadie va a pedirle unas lagrimitas, aunque sean de cocodrilo, como la ministra italiana del ramo cuando anunció hace meses una catástrofe semejante? A su lado, Alfredo Pérez Rubalcaba, en el papel de leal oposición, es menos creíble que Montserrat Caballé interpretando a Madama Butterfly.

    Los parados son vagos, por supuesto, y el IVA, claro es, un impuesto democrático, que afecta a todos por igual, ya sean mileuristas o sin nada, los nadie del mundo que siguen desunidos y los millonetis a los que probablemente le salga un pelín más caro desayunar en Tiffanys. Mucho déficit, esa es la coartada. Mucha ideología, esa es la realidad. Aquí no se le toca un euro a las grandes fortunas ni a la Iglesia se le resta un ápice de patrimonio. Olvídense del IBI eclesiástico, de los dividendos de un banco malo, de la pasta gansa por una conferencia en Georgestown o de las morteradas de euros en el garaje de cualquier electricista. Aquí pagan el pato los de siempre, los funcionarios que al paso que van terminarán renunciando a su plaza para vender pañuelos de papel en los semáforos; los desempleados sin derecho a percibir lo que cotizaron, los pensionistas congelados, los mineros encarbonados, los cómicos sin subvenciones ni taquilla, los autónomos que pagan el IVA de las facturas que no les pagan a ellos y esa sufrida clase media que ya ni siquiera va a poder quitarse la depresión comprando a mansalva en los grandes almacenes.

    Mientras, el Gobierno español aspira al cuadro de honor de empleado del mes del Bundesbank, mientras amenaza con mandarle inspectores de trabajo a la prima Chari que lleva cuatro años cuidando de la abuela chocha o a la quechua Lidia que vino del otro lado del mar para que el tito Jaime crea que es aquella primera novia que tuvo en los bailes del preu. A este paso, terminaremos comprando pistolines en lugar de aspirinas y enviaremos a los niños a la Uned para ahorrarnos, al menos, el piso de estudiantes o el colegio mayor.

    Lo peor, sin embargo, está por venir. Más allá del déficit, las tijeras acechan a las autonomías. El PP, que nunca creyó en ellas, va a rebanarles el pescuezo por un quítame allá ese déficit. Al final del día, entre pactos fiscales y fueros ancestrales, sólo quedarán las de siempre, las históricas, las de antes del 28-F. Se acabó el café para todos, las autonomías y probablemente los canales de radiotelevisión sin lengua vernácula. Ayer, Mariano Rajoy citaba a Ortega y supongo que no será en balde porque su España invertebrada excluía a Andalucía, donde sólo hablamos con la lengua ancestral de la rabia y el dialecto centenario del quejío. Vienen a por nosotros. Y, ¿qué quieren que les diga?, al PSOE, con tanta pamplina interna, creo que le falta esta vez y con perdón mucho Escuredo como para echarles un pulso.

    admin @ Sábado, 7 de Julio de 2012

  • Leave a Comment

    Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.

Recomiendan