Remedios para la dentición recién http://espanapildoras.com/ disfunción eréctil hidrocele
  • 29.07.2012 – Juan José Téllez
    Fuente: Público.es

    El poder siempre tiene su lógica, aunque no nos lo parezca. El actual Gobierno abarató los despidos supuestamente para crear empleo, pero en realidad sólo quería aumentar el número de parados para bajar el nivel de los salarios. Nadie mejor que Alberto Ruiz Gallardón para ejemplificar la filosofía del PP, que se basa en el axioma “ni si, ni no, sino todo lo contrario”. Cree que no debe autorizarse el aborto para los fetos malformados, porque son personas, pero se les debe esterilizar una vez creciditos porque ya no lo son e incluso pueden ser contagiosos. Si la Iglesia, por cierto, piensa que son seres humanos, ¿por qué no les deja comulgar sin ser dignos de que Jesucristo les visite? Y si los conservadores creen que se debe inmolar en el altar de los sacrificios a sus madres para evitar que los sacrifiquen asépticamente antes de las catorce semanas de embarazo, ¿por qué al menos no mantienen el pago de las sillas de ruedas, de las ambulancias, de los cuidados que tal vez requieran una vez recién nacidos? El alma es pública, dirá la FAES, pero la gestión de sus consecuencias corresponde a los mercados.

    Seguir leyendo…

    Tags: , , , , ,

  • 27.07.2012 – Juan José Téllez
    Fuente: El Correo Web

    Siempre le hice caso a Luis Cilia, aquel cantautor portugués que hizo suyo aquello de “contra la idea de violencia, la violencia de la idea”. Ninguna idea, por disparatada, es intrínsecamente perversa. Lo perverso es poner en práctica algunas o imponerlas a todos o quemar en la hoguera a quien no crea lo mismo. Alberto Ruiz-Gallardón, a la sazón ministro de Justicia, pretende abolir la ley de Salud Sexual y Reproductiva y retornar incluso a una etapa anterior a la del 85. Esto es, pretende eliminar el supuesto de malformación del feto como causa objetiva para abortar, quizá equiparando dicha práctica con la selección genética de los nazis o de los espartanos. Mi ignorancia desconoce en qué versículo de las sagradas escrituras se habla de las células, pero los próceres católicos insisten en que la existencia humana se produce prácticamente a partir del acto de la fecundación, con lo cual no entiendo por qué los curas siguen condenando los tocamientos torpes. La doctrina dominante dentro de la bioética que inspiran grupos más papistas que el Papa, insiste en que la existencia de la persona comienza a partir de que el espermatozoide penetra el óvulo y desde entonces el embrión debe ser sujeto de derechos. Por simplemente poner en duda dicha hipótesis a la exministra Bibiana Aído la equipararon con Adolf Hitler. Así que mucho me extraña que el Vaticano no haya llevado al Tribunal Penal Internacional a todos los gobiernos europeos bajo la acusación de nascituruscidio, ya que todos lo practican y tan sólo Irlanda y Malta impiden que cualquier albur genético evite el nacimiento del feto. Si tanto les preocupa la vida tampoco me explico por qué la Santa Sede y los antiabortistas han defendido a matarifes como Augusto Pinochet, en Chile; un país, por cierto, regado de muertos hechos y derechos durante su dictadura pero en donde, paradójicamente, aún hoy y desde 1874 se mantiene el dogma del Aborto Cero. Salvo clandestino, claro. La interrupción voluntaria del embarazo no es ningún deporte, don Alberto. Cualquiera que se haya enfrentado a ella lo sabe. Como cualquiera siente repelús al decidir entre renunciar a su bebé o compartir con él el dolor que puede arrastrar de por vida. Máxime en un país en donde canallas como usted están abortando a diario el estado del bienestar, las leyes de dependencia, o simplemente, la asistencia social a las madres solteras. De buenas intenciones está el infierno lleno, pero usted no quiere salvar vidas, señor ministro. Usted quiere machacarlas. Desconozco en qué evangelio afirmó Cristo que una idea como la suya debe estar por encima de la simple compasión en carne y hueso.

  • 22.07.2012 – Juan José Téllez
    Fuente: Público.es

    En la televisión blanquinegra de los años 60 gozó de cierta reputación un programa educativo titulado “Misión rescate”. Antes de que Indiana Jones hiciera furor en las pantallas y Tomb Raider saltase por las videoconsolas, un ejército de supuestos arqueólogos en pantalón corto o faldita de Tergal se dedicaba los fines de semana al noble deporte de salvar abrigos neolíticos o fortalezas meriníes, aunque a veces inventaran conjuntos inexistentes para poder salir en aquellos televisores de culo gordo. Su labor era presuntamente tan bienintencionada como las predicas del ministro Cristóbal Montoro cuando avisa que si el personal no pasa por la taquilla del fisco, no podremos pagar su raquítico salario a los funcionarios. Y si bien aquellos juveniles profanadores, en su sano afán rescatador terminaban destrozando estratos ancestrales o puntas de silex paleolíticas, cada vez que ahora habla el titular del ministerio de Hacienda y de Administraciones Públicas no sólo sube el pan sino que también sube la prima de riesgo. Y así no hay misión rescate que valga.

    Seguir leyendo…

    Tags: , , , , , , ,

  • 20.07.2012 – Juan José Téllez
    Fuente: El Correo Web

    Nuestro verdadero rescate comenzó ayer. Pero no ocurrió en el enfurruñado Parlamento alemán cuyas señorías, con ese aire de superioridad de quienes deciden la libertad vigilada, tuvieron más derecho a decidir sobre la economía española que nuestro propio Congreso de los Diputados. Tampoco el rescate se fraguó en los altos despachos del Bundesbank, con el Banco de España convertido en una especie de sucursal de pedanía. Ni tuvo que ver con un repentino ataque de compasión por parte de esos a quienes llamamos los mercados para echarle la culpa de este entuerto a nuestros planes de pensiones en lugar de la acuciante voracidad del poder económico, que sigue siendo, hoy más que nunca, el poder político.

    Seguir leyendo…

  • 15.07.2012 – Juan José Téllez
    Fuente: Público.es

    “Nadie puede quedar excluido de la recuperación económica”, manifestó Juan Carlos I antes de que se iniciara el Consejo de Ministros del Dios aprieta pero también ahoga. No habla por experiencia propia: ¿o es que la Zarzuela ha sido incluida en el ajuste severo de los presupuestos? ¿O es que su hija Cristina no está saliendo sorprendentemente de rositas del caso Nóos? Lo del Gobierno y su partido no es mejor, por no hablar de la actitud pusilánime de Alfredo Pérez Rubalcaba, como líder de la oposición pero poquita y sin ánimo de molestar. La ética es la estética. Y viceversa. El pasado jueves, el golpismo de la mala leche volvió a irrumpir en la Carrera de San Jerónimo, disparando a aplauso limpio balas de humillación contra un pueblo saqueado. Los de la gaviota se convirtieron en palmeros entusiastas de un mal cantaor. Un buen número de diputados del PP intentaban tapar con una cerrada ovación los mayores recortes sociales de la historia contemporánea, como si se alegraran de los tijeretazos y quisieran sacar a hombros al que califican como el presidente reformista que para salvar al estado del bienestar va a cargárselo antes.

    Seguir leyendo…

    Tags: , , , , , , ,

Recomiendan