Remedios para la dentición recién http://espanapildoras.com/ disfunción eréctil hidrocele
  • 09.01.2012 – Juan José Téllez
    Fuente: Público

    Mariano Rajoy parece haberse otorgado cien días de gracia a sí mismo. En paradero tan desconocido como el de Urdangarín, quizá se convierta en el primer presidente invisible de la historia española si exceptuamos al injustamente minusvalorado Leopoldo Calvo Sotelo. Debe estar esperando a que ZP caiga del poder de una vez por todas para impedir que la prima de riesgo se dispare. O a que caiga José Antonio Griñán en la aldea de Asterix del sur para disparar medidas más impopulares todavía que las del inicio del inicio.

    Su cuadrilla ya ha saltado a la plaza y pega los primeros capotazos a morlacos como la negociación de un acuerdo entre empresarios y sindicatos. Quienes no hace mucho jaleaban huelgas generales contra el gobierno socialista ahora apelarán a la necesaria ponderación de las centrales. Pero seguro que terminan echándole la culpa del paro a UGT y a CCOO, porque la patronal tiene quien le escriba y el Gobierno cuenta con bula tan absoluta como la mayoría de que goza desde el 20-N. Eso sí, los ciudadanos quizá debamos preguntarnos como ajustarnos el cinturón y bajarnos los pantalones al mismo tiempo.

    En el PSOE, entre tanto, no faltará quien piense todavía que la última derrota electoral no se debe a sus propios errores sino a los perroflautas del 15-M. España es campeona olímpica en el encogimiento de hombros. No acabaremos nunca con la ley de dependencia de los bancos, pero en los comedores parroquiales se multiplican los culpables de ser pobres o, aún peor, de haber dejado de ser clase media. Así, la culpa de los desahucios no la tienen los timadores sino los timados y la falta de medios de los ambulatorios concierne a los inmigrantes y no a los gobernantes. Así, en los suburbios del cuarto mundo, las balas perdidas de la demagogia pueden provocar que el color de la piel o del acento o el pasaporte hagan arder mississippi o roma. Quienes disparan semejante munición saben corregir el refranero y conocen al dedillo que la desunión de los débiles hace la fuerza de los poderosos. La calle huele a gasolina y resultará fácil aproximar una cerilla para que se quemen los quemados.

    Tags: , , , , , , ,

  • 12.12.2011 – Juan José Téllez
    Fuente: Público

    Las gafas, majestad, no le favorecen. No se empeñe en ello, aunque sean las que le regalaron los del programa Caiga Quién Caiga. Claro que la Zarzuela podría explicar en un comunicado que se trata de un homenaje a La Niña de la Puebla, a José Feliciano o a Los Tres Suramericanos, pero me temo que ya nadie sabe quienes son porque no están en twitter.

    ¿Quién le hará su discurso, majestad, Rajoy o ZP? Ambos forman ahora pareja artística y recorren la Unión sin la fuerza como los hermanos Malasombra. Lo mismo la nueva reforma laboral también afecta al trono, así que mejor que escriba sus palabras monseñor Rouco Varela y que hable de la ley de Dios. A fin de cuentas, volvemos a la Edad Media y, al paso que vamos, Europa tendrá que refugiarse otra vez en los monasterios.

    No conviene que se extienda demasiado sobre la familia, no vayan a mentarle a la suya. Con tanto recorte, no es extraño que a las infantas les poden la agenda, aunque ignoramos si esa media jornada también afectará a sus ingresos. Sin duda, eso estaría bien visto por parte del pueblo soberano, que empieza a mosquearse en demasía con el soberano a secas, pero que no entendería tampoco que no reúna a sus nietos en Nochebuena. Ya les veo, Majestad, compartiendo plató con Andreíta, la hija de la genuina princesa de Vallecas.

    ¿Qué le parece a vuecencia que sigamos usando el vocativo tan socorrido de “españoles”? Y no es que en España suscite controversia dicho gentilicio, sino que Europa toda está más por salvar a los bancos que a los estados, por lo que quizá convendría que comience sus cinco minutos anuales de fama con una invocación a directivos, consejeros y accionistas todos. No miente el paro, que seguro que hacen chistes. Ni la crisis, que el BCE nos reclamará que suprimamos a los Reyes Magos y mantengamos sólo a Papa Noel para aligerar costes. Ni se le ocurra mencionar la retirada de tropas de Afganistán, que le exigirán datos sobre nuestro flamante escudo anti-misiles. Mire, ¿por qué no se calla?. Diga que, para contener el déficit, en vez de mensaje real mandará unos christmas o un jovial saludo por whatsapp, deseando que el año nuevo entre con mejor pie que el suyo.

    Tags: , , , , ,

  • 07.11.2011 – Juan José Téllez
    Fuente: Público

    ¿Y si Alfredo mirase a los ojos de Mariano y le preguntase simplemente por qué ya no se ven las estrellas desde la noche de las ciudades o por qué los poetas no escriben buenos endecasílabos? Quizá entonces Rajoy le contestara que hemos ganado mucho en pantallas de plasma pero los cines de verano y los sonetos están en vías de extinción.

    Mejor que hablen de esa rara angustia del paso del tiempo antes de que la televisión sorprenda su gesto severo como si, desde el legítimo burladero de sus abultadas cuentas corrientes, pudieran imaginar lo que supone que la camisa no te llegue al cuerpo o al fin de mes. ¿Cómo sobreviven los parados que ya no tienen subsidio?, se preguntará el Hamlet que ambos llevan dentro.

    ¿Y qué quieren esos niñatos del 15M que reclaman referendos por internet como si acaso no viviéramos en un mundo perfecto en el que la Constitución puede reformarse por decreto? Ahora, asentirá uno y otro, todo es coherencia: para que un partido sea admitido en el selecto club de las elecciones tiene que ir buscando avales como para la hipoteca del banco. ¿Cómo no, si presentarse a los comicios supone hipotecarse con quien te presta el dinero para la campaña? Sus asesores quizá les recomienden que no se adentren demasiado en tales cloacas.

    ¿Qué quiere esa gente?, se interrogarán como en aquella vieja canción de María del Mar Bonet. ¿O –se dirán entrambos sin decirlo– es que no entienden esos indignados de pacotilla que la libertad es una meta conquistada y no un camino por explorar? Entre las notas que les pasen los responsables de su equipo quizá se deslice la relación de su respectivo patrimonio inmobiliario: ¿cómo plantear entonces la dación en pago sin que les entre la risa tonta? ¿Habrán asistido acaso a la humillación de algún desahucio?

    Mejor hablar de los ineludibles compromisos comunitarios, del ajuste que exigen los mercados. Ahí se felicitarán ambos por haber recobrado el espíritu del consenso y de que nuestra madurez democrática nos permita alquilar nuestra soberanía, en régimen de leasing, al Banco Central Europeo y al Fondo Monetario Internacional.

    Tags: , , , , , ,

  • 19.12.2011 – Juan José Téllez
    Fuente: Público

    Don Mariano será a partir de hoy el espejo cóncavo de doña Manolita: antes de que la política de contención del déficit reduzca a la mitad a los niños de San Ildefonso, Rajoy repartirá pedreas y tocomochos, durante su investidura como presidente del Gobierno. ¿Qué se fizo del gordo y de los grandes premios de la democracia y la transparencia, anunciados durante los últimos ocho años de propaganda popular cuando la pasada semana todo quedó reducido a una burda rifa de puestos en las mesas y comisiones en el Congreso, o con la piñata a voleo de grupos parlamentarios?.

    Aquí, reconozcámoslo, quien mejor se investía era Francisco Camps, con los trajes que le prestaban o que él compraba sin facturas. La de hoy suena más a sesión de impostura. Poli malo, poli bueno. La lideresa Esperanza Aguirre extiende a horas veinticuatro la jornada laboral de los comercios, pero en cambio el líder Rajoy no permitirá que el Congreso permanezca abierto en sesión continua para no plantearle competencia desleal a las tertulias de Intereconomía.

    Ese mismo reparto de papeles funcionará entre Juan Rosell, presidente de la CEOE, y el de todos los españoles: el hemiciclo respirará aliviado cuando el que no iba a vivir en La Moncloa adelante que los miniempleos de 400 euros mensuales no serán aplicables a sus señorías. En su digna precariedad, los mileuristas, eso sí, sacarán pecho y se sentirán millonarios hasta que el nuevo Gobierno decida que no se negocien convenios provinciales y los sindicalistas tengan que vérselas cara a cara, casa por casa y taller por taller, con aquellos que le pagan el sueldo y pueden dejar de hacerlo.

    El pueblo es sabio y España y yo somos así señora. Ajo y agua. Bambi se marcha intentando convencer a la derecha de que no era tan malo y a nosotros nos quedan, por lo bajo, cuatro años con don Cicuta. Lo peor de todo es que cuando la unanimidad de las Cortes le saque a hombros, tendremos que desearle que le vaya bonito. Si fracasa en sacarnos de la estacada, nuestro próximo presidente será ese tal Murphy. Pero me temo que su célebre ley y las de Rajoy puedan parecerse como gotas de agua.

    Tags: , , ,

  • 12.12.2011 – Juan José Téllez
    Fuente: Público

    Las gafas, majestad, no le favorecen. No se empeñe en ello, aunque sean las que le regalaron los del programa Caiga Quién Caiga. Claro que la Zarzuela podría explicar en un comunicado que se trata de un homenaje a La Niña de la Puebla, a José Feliciano o a Los Tres Suramericanos, pero me temo que ya nadie sabe quienes son porque no están en twitter.

    ¿Quién le hará su discurso, majestad, Rajoy o ZP? Ambos forman ahora pareja artística y recorren la Unión sin la fuerza como los hermanos Malasombra. Lo mismo la nueva reforma laboral también afecta al trono, así que mejor que escriba sus palabras monseñor Rouco Varela y que hable de la ley de Dios. A fin de cuentas, volvemos a la Edad Media y, al paso que vamos, Europa tendrá que refugiarse otra vez en los monasterios.

    Seguir leyendo…

    Tags: , , , , ,

Recomiendan