Remedios para la dentición recién http://espanapildoras.com/ disfunción eréctil hidrocele
  • 16.01.2012 – Juan José Téllez
    Fuente: Público


    A España, los evangelios debieron llegar tarde y mal. Lo mismo es que no había intérprete de arameo pero la célebre frase “al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”, la escuchamos sólo a medias, quizá por problemas de doblaje.

    Así las cosas, en treinta años de democracia, la España laica ha sido incapaz de lograr que el país realmente lo sea: lo prueban la vigencia del anacrónico Concordato con la Santa Sede, la casilla del IRPF específicamente dirigida a desviar los impuestos de algunos contribuyentes hacia la Iglesia Católica o el mantenimiento de buena parte de la enseñanza concertada en manos de su clero.

    Así que comprendan que cuando un obispo predica contra la escuela española y contra los medios informativos por promover la fornicación, uno no pueda quedarse democráticamente tranquilo y pensar simplemente que sus predicas sólo incumben a sus feligreses. En España, visto lo visto, los sermones dominicales tienen más audiencia que cualquier twitter. Y si la primera reacción que cupiese esperar de cualquier ateazo comecuras fuere la de regresar a la escuela y suscribirse a todos los medios para pecar de lujuria, no menos cierto es que las palabras del monseñor de Córdoba no dejan de ser una anécdota. Sobre todo si se las compara con la prudencia de la curia a la hora de enjuiciar otros pecados capitales relacionados con la carne y con la pederastia. Va de suyo que el propio Papa Benedicto no sé cuantos siga insistiendo en el peligro que suponen para la humanidad los matrimonios homosexuales. Pero, con los pies definitivamente en la tierra,  ¿qué decir de la obstinación de la Santa Madre en no readmitir a Remedios Galera como profesora de religión y que la Junta de Andalucía le pague el salario de los once años que lleva porfiando por recobrar su puesto de trabajo perdido por casarse con un divorciado?

    Flaco favor le hace semejante iglesia a muchos de sus creyentes, atrapados en la madeja de viejos dogmas. Pero el Estado español tampoco parece creer demasiado en lo que debiera ser su fe, es decir, los valores aconfesionales que tendrían que contribuir a sostener la democracia.

    Tags: , , ,

  • 09.01.2012 – Juan José Téllez
    Fuente: Público

    Mariano Rajoy parece haberse otorgado cien días de gracia a sí mismo. En paradero tan desconocido como el de Urdangarín, quizá se convierta en el primer presidente invisible de la historia española si exceptuamos al injustamente minusvalorado Leopoldo Calvo Sotelo. Debe estar esperando a que ZP caiga del poder de una vez por todas para impedir que la prima de riesgo se dispare. O a que caiga José Antonio Griñán en la aldea de Asterix del sur para disparar medidas más impopulares todavía que las del inicio del inicio.

    Su cuadrilla ya ha saltado a la plaza y pega los primeros capotazos a morlacos como la negociación de un acuerdo entre empresarios y sindicatos. Quienes no hace mucho jaleaban huelgas generales contra el gobierno socialista ahora apelarán a la necesaria ponderación de las centrales. Pero seguro que terminan echándole la culpa del paro a UGT y a CCOO, porque la patronal tiene quien le escriba y el Gobierno cuenta con bula tan absoluta como la mayoría de que goza desde el 20-N. Eso sí, los ciudadanos quizá debamos preguntarnos como ajustarnos el cinturón y bajarnos los pantalones al mismo tiempo.

    En el PSOE, entre tanto, no faltará quien piense todavía que la última derrota electoral no se debe a sus propios errores sino a los perroflautas del 15-M. España es campeona olímpica en el encogimiento de hombros. No acabaremos nunca con la ley de dependencia de los bancos, pero en los comedores parroquiales se multiplican los culpables de ser pobres o, aún peor, de haber dejado de ser clase media. Así, la culpa de los desahucios no la tienen los timadores sino los timados y la falta de medios de los ambulatorios concierne a los inmigrantes y no a los gobernantes. Así, en los suburbios del cuarto mundo, las balas perdidas de la demagogia pueden provocar que el color de la piel o del acento o el pasaporte hagan arder mississippi o roma. Quienes disparan semejante munición saben corregir el refranero y conocen al dedillo que la desunión de los débiles hace la fuerza de los poderosos. La calle huele a gasolina y resultará fácil aproximar una cerilla para que se quemen los quemados.

    Tags: , , , , , , ,

  • 12.12.2011 – Juan José Téllez
    Fuente: Público

    Las gafas, majestad, no le favorecen. No se empeñe en ello, aunque sean las que le regalaron los del programa Caiga Quién Caiga. Claro que la Zarzuela podría explicar en un comunicado que se trata de un homenaje a La Niña de la Puebla, a José Feliciano o a Los Tres Suramericanos, pero me temo que ya nadie sabe quienes son porque no están en twitter.

    ¿Quién le hará su discurso, majestad, Rajoy o ZP? Ambos forman ahora pareja artística y recorren la Unión sin la fuerza como los hermanos Malasombra. Lo mismo la nueva reforma laboral también afecta al trono, así que mejor que escriba sus palabras monseñor Rouco Varela y que hable de la ley de Dios. A fin de cuentas, volvemos a la Edad Media y, al paso que vamos, Europa tendrá que refugiarse otra vez en los monasterios.

    No conviene que se extienda demasiado sobre la familia, no vayan a mentarle a la suya. Con tanto recorte, no es extraño que a las infantas les poden la agenda, aunque ignoramos si esa media jornada también afectará a sus ingresos. Sin duda, eso estaría bien visto por parte del pueblo soberano, que empieza a mosquearse en demasía con el soberano a secas, pero que no entendería tampoco que no reúna a sus nietos en Nochebuena. Ya les veo, Majestad, compartiendo plató con Andreíta, la hija de la genuina princesa de Vallecas.

    ¿Qué le parece a vuecencia que sigamos usando el vocativo tan socorrido de “españoles”? Y no es que en España suscite controversia dicho gentilicio, sino que Europa toda está más por salvar a los bancos que a los estados, por lo que quizá convendría que comience sus cinco minutos anuales de fama con una invocación a directivos, consejeros y accionistas todos. No miente el paro, que seguro que hacen chistes. Ni la crisis, que el BCE nos reclamará que suprimamos a los Reyes Magos y mantengamos sólo a Papa Noel para aligerar costes. Ni se le ocurra mencionar la retirada de tropas de Afganistán, que le exigirán datos sobre nuestro flamante escudo anti-misiles. Mire, ¿por qué no se calla?. Diga que, para contener el déficit, en vez de mensaje real mandará unos christmas o un jovial saludo por whatsapp, deseando que el año nuevo entre con mejor pie que el suyo.

    Tags: , , , , ,

  • 28.11.2011 – Juan José Téllez
    Fuente: Público

    Los recortes comunitarios, por el momento, no afectan a las emisiones de CO2. A pesar de lo que dijera Mariano Rajoy que supuestamente pensaba su primo científico, la Unión sigue siendo muy competitiva en cuanto al calentamiento global del planeta. En todo caso, justo es reconocer que el presidente en ciernes ha logrado ya un primer éxito en la materia, al rebajar al menos en dos grados la temperatura de las tertulias durante su primera semana de la victoria. Si logra contener el incendio de los editoriales, dará igual si suprime el ministerio de Medio Ambiente o lo convierte en una confederación de sociedades protectoras de animales y plantas.

    Es primavera en Durban, aunque nuestro otoño no tenga nada que envidiarle a la temporada actual del hemisferio sur. El mundo se da cita en Suráfrica para la cumbre sobre el medio ambiente en donde festejaremos que siguen adelante nuestros planes para la exitosa celebración del Armagedón. El euro se hunde como Venecia. Los polos se derriten casi tan de prisa como el Estado del Bienestar, el agujero de ozono crece como la deuda soberana y los tests de estrés a las centrales nucleares europeas no arrojan mejores resultados que los de nuestros bancos.

    Urge que Greenpeace inicie una campaña contra la extinción del sistema de pensiones y la proliferación de indultos a los banqueros. El Rainbow Warrior tendría que abordar las limusinas que acudan a los próximos ejercicios espirituales del Club Bilderberg. El G20 extermina atunes rojos y rojos en general aunque no sean atunes. Pero el BCE y la política económica de Ángela Merkel se sitúa a la cabeza en la plantación de pobres: con un poco de suerte, volverá a incrementar su cabaña nacional de perros con longanizas y reforestará el sur de Europa con miles de boinas y maletas de cartón sobre los raíles del transmiseriano.

    Contenemos el déficit con la energía de los esclavos pero nadie habla ya de Fukuyima como si las radiaciones se las hubiera tragado un héroe del manga. El hambre es el único cultivo en expansión, pero seguro que de todo ello hablarán sinónimamente los líderes y los tecnócratas que a partir de hoy retocen en ese bonancible mayo surafricano. Que disfruten del clima, mientras quede. Y que vele su sueño una romántica orquesta de vuvuselas.

    Tags: , , , , ,

  • 21.11.2011 – Juan José Téllez
    Fuente: Público

    Vale que los mercados impongan a la vieja Europa golpes de estado con epidural y desfilen marciales las huestes de tecnócratas por la acrópolis y por el campo de Marte, marcando marcialmente el paso de la oca que ordenan las agencias de calificación.

    Puede también que nos hayamos acostumbrado a que el perro de Paulov esté más despistado que un pingüino en el ascensor y en vez de darle terroncitos de azúcar cuando hace los deberes neoliberales, le endiñan estacazos en forma de primas de riesgo desde Bruselas a Madrid.

    Y a lo peor es que la ciudadanía carece de formación política y cada vez que quiere acabar con el hombre lobo contrata a Drácula, en lugar de dispararle una bala de plata o de  clavarle una estaca en mitad del corazón si es que lo tuviesen los esbirros del capitalismo salvaje; esos que ocultan su programa o lo cambian a mitad de la ruta para estrellar contra los riscos de la contención del déficit doscientos años de conquistas sociales.

    Todo eso está bien, pero quizá algo habremos hecho mal, se tendría que decir a sí misma la izquierda. La posibilista y la probable. Tal vez no supieran denunciar que quien hizo la ley, hizo la trampa, que quien ruega a Dios nos da con el mazo y que los conservadores nos han vendido todas las motos de la caverna mientras las huestes progresistas no han vendido ni el manillar de una bici estropeada.

    Hoy, los carpinteros ya levantan una guillotina de papel en La Moncloa. Pasarán por ella leyes del aborto o del matrimonio homosexual, acosarán quince emes, le pondrán el busca y captura a los artistas de la ceja y el Santo Oficio paseará a Ana Pastor con el sambenito de la mordaza. El rojerío todo lamerá sus heridas de animal racional acosado por las tertulias que dominan las tedetés y que ahora intentarán darle a su película de buenos y malos un final con beso mientras sus ejércitos mediáticos marcharán hacia Despeñaperros, a la conquista de la última Covadonga del PSOE. Quizá los socialistas entonces recapaciten en que lo que se perdió ayer fue la confianza y que tan sólo ganó el beneficio de la duda. Tal vez si la izquierda realmente lo fuese, los electores no votarían a la derecha verdadera.

    Tags: , , , , , , ,

Recomiendan